Y como ejemplo, un precioso modelo serie T de 1965. Más de medio siglo después
de su creación, regresó a la sede de la compañía Bentley Motors, en Crewe, para
ser restaurado por un grupo de aprendices, siguiendo las especificaciones
originales de la marca.

El proyecto de renovación forma parte fundamental del programa de aprendizaje Bentley. Los nuevos aprendices completarán y montarán la sección de revestimiento y restaurarán el cuerpo, la pintura y el motor del coche, poniendo en práctica las habilidades modernas que obtendrán durante su aprendizaje mientras se familiarizan con las técnicas tradicionales. Tras su restauración, este coche clásico se unirá a la prestigiosa flota patrimonio de Bentley, y podrá admirarse en futuros eventos automovilísticos en todo e el mundo. Al comentar sobre el compromiso de Bentley con el desarrollo de habilidades, Marlies Rogait, miembro del Consejo de Recursos Humanos de Bentley, dice: “El esquema de aprendizaje de Bentley ofrece una base sólida para permitir que nuestros aprendices aprendan y crezcan. Trabajar en uno de los más emblemáticos Bentleys de nuestro ilustre pasado es una experiencia verdaderamente única y que mejorará sus habilidades y conocimientos y les ayudará a convertirse en expertos en su campo elegido.

“. La serie T de Bentley fue montada entre los años de 1965 y 1977; doce años en los que se fabricaron un total de 1.886 modelos. Como peculiaridad, presentó el primer chasis monocasco visto en un Bentley. Con una velocidad máxima de 115 km y capaz de alcanzar 0-62 km en 10,9 segundos, la Serie T fue impulsado por un motor V8 de 6 litros hasta 1970, cuando la capacidad cúbica se incrementó a una versión anterior del motor V8 de 6¾ litros encontrado en El buque insignia actual de Bentley: El Mulsanne.

Según el maestro instructor que dirige este proyecto, Colin Jackson: “Esto es algo en lo que todos los involucrados pueden sentirse muy orgullosos. Tener la oportunidad de traer de vuelta a la vida de un icónico Bentley no sucede muy a menudo. El desafío de restaurar este coche significa que nuestros aprendices desarrollarán las habilidades tradicionales por las que Bentley es famosa y los preparará para mejorar sus conocimientos para construir futuros Bentley”.

Más de la mitad de los aprendices actuales (19) están llevando a cabo un programa de tres años de aprendizaje de fabricación. El plan de estudios es diseñado por los maestros instructores de Bentley, durante el cual los aprendices desarrollarán destrezas en áreas tales como recorte de coches, madera, pintura, mecatrónica y mantenimiento de producción, así como el desarrollo de conocimientos en tecnologías de producción del futuro.

El programa de aprendizaje funciona desde hace 40 años y ofrece la oportunidad de obtener calificaciones académicas y vocacionales reconocidas nacionalmente.